sábado, 29 de mayo de 2010

Vuelta con los dos brazos sin soltarse

Llamamos enlaces de brazos a los giros que la chica realiza delante del chico mientras éste la sujeta por ambos brazos. En una vuelta una de las manos de la chica permanece libre, pero en los enlaces las dos están cogidas a las de la pareja todo el tiempo si bien al menos una de ellas ha de rotar para permitir el giro.

Aunque las tres posibilidades básicas de enlace son muy sencillas, este es un tipo de movimiento con multitud de variantes lo que puede dar lugar a importantes "líos" en la pista de baile. No tenemos espacio aquí para ocuparnos de todas ellas pero ten en cuenta que el chico puede hacer los mismos enlaces que la chica, que todas las posiciones enlazadas tienen dos salidas (por arriba y por abajo, agachándose), que se pueden hacer con los brazos en posición cruzada y que se pueden combinar entre sí y con las vueltas a una mano. En todo caso, los enlaces de brazos sólo se pueden hacer en la posición baja de baile.

LOS TRES ENLACES BÁSICOS

Cuando nos disponemos a "enlazar" a la chica tenemos tres opciones según la forma en que dispongamos los brazos. Si levantamos los dos brazos el resultado no es muy distinto de una vuelta a una mano excepto que los brazos quedan trabados y hay que deshacer la posición de inmediato. También podemos levantar sólo uno y dejar el otro abajo y en ese caso se dice que la chica queda "envuelta" y hay dos posibilidades según hayamos llegado a la posición mediante un giro por detrás o por delante. Antes de examinar con mayor atención estos tres enlaces básicos queremos recordarte que la nomenclatura que utilizamos es propia y que es posible que en otros sitios encuentres los mismos movimientos bajo nombres diferentes:

  • Vuelta a dos manos: Es la posición resultante de dar una vuelta a la chica mientras se mantienen sujetas ambas manos. Puede hacerse por cualquiera de los dos lados pero siempre hay que hacer una por cada lado para destrabar los brazos.
  • Envolver delante: Posición resultante de dar una vuelta por delante a la chica manteniendo sujeta por abajo la otra mano. Puede hacerse a ambos lados e incluso utilizarse para bailar un rato. La chica no está a la misma altura que el chico sino ligeramente delante. En esta posición las indicaciones se hacen con el brazo situado en la espalda de la chica, no con el que la abraza por delante.

  • Envolver detrás: Se obtiene al dar a la chica una vuelta por detrás mientras se sujeta abajo la otra mano. Puede hacerse a ambos lados y utilizarse para bailar un rato. Las indicaciones se hacen con la mano pegada a la espalda de la chica que ha de girarse hacia ella. Hay que procurar evitar la rigidez excesiva en los brazos "libres".
Para que un enlace salga bien y con limpieza no basta con levantar un brazo o dar un tirón para que la chica gire. En un enlace la distancia entre la pareja en el momento del giro es tan importante como la indicación de ahí que la mejor solución sea "mover" a la chica para asegurarnos que esté lo bastante cerca.

El procedimiento consiste en tirar de la chica con ambos brazos atrayendola hacia uno de los costados en un desplazamiento que sería diagonal con respecto a su posición de salida. Una vez que la chica empiece a moverse, basta con que el chico levante uno o ambos brazos para completar cualquiera de los tres enlaces. Con la chica desplazándose todos los movimientos de brazos son mucho más sencillos de indicar y también es más fácil girar, así que todo son ventajas.





HAY QUE MOVERSE AL GIRAR
Un concepto clave del baile de salón es que en las vueltas abajo hay que desplazarse en diagonal. En este ejemplo puedes ver como la chica inicia el enlace en un sitio y lo termina en otro despues de moverse más de un metro. El gesto del chico volviéndose hacia ella, lo que en el argot se llama "encarar", también es muy importante.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada