miércoles, 19 de mayo de 2010

Girar en pareja

Girar o dar vueltas en pareja, es un movimiento esencial que se realiza en prácticamente todos los bailes. Si el avance frontal es entre los pasos principales el más difícil de indicar, la vuelta en pareja es sin duda el más difícil de realizar ya que necesita un alto grado de coordinación entre el chico y la chica y la contribución de ambos

Podemos definir el giro en pareja como una o varias vueltas que realizan los dos miembros de la pareja simultáneamente mientras están cogidos entre sí en la postura alta de baile. Al igual que en las vueltas de la chica, las vueltas en pareja pueden ser por la derecha o por la izquierda y la dirección del giro queda determinada por el hombro que retrocede. En ambas direcciones el movimiento que se realiza con los pies es similar y la dificultad la misma, si bien los novatos creen que es más difícil girar por la izquierda por una cuestión que analizaremos más adelante.


CÓMO MOVER LOS PIES

A partir de ahora todas las indicaciones que demos se referirán a las vueltas en pareja en el sitio (también es posible girar avanzando pero ese es otro problema y sabiendo hacerlo en el sitio no tiene mayor dificultad).

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se pueden mover los pies de muchas formas diferentes para dar vueltas en pareja pero solo hay una buena para conseguir el doble objetivo de girar rápido y no desplazarse del lugar donde estamos: mover los dos pies alternativamente, uno hacia delante y el otro hacia atrás. Por supuesto estos movimientos "adelante y atrás" son teóricos. Nuestros pies sólo avanzan y retroceden con respecto a nosotros mismos de modo que permanecemos todo el tiempo en el mismo sitio. Lo único que cambia de girar por una dirección a hacerlo por la otra es el pie que "avanza" y la única razón de que mucha gente encuentre el giro por la izquierda "mucho" más difícil que el otro se debe a un problema estructural.

Colocación de los pies al girar



1º. El chico indica el giro con su pie izq. hacia delante.

2º. Como se puede ver, la apoya "por fuera" escoltando el de la chica.

3º. Ahora es la chica la que avanza con su pie izq. mientras el chico mueve hacia atrás el dcho.



4º.Observa que en todo momento los pies derechos de ambos están situados entre los de la pareja.
5º y 6º.
Chico y chica continúan "avanzando" sus pies alternativamente.

Como ya hemos dicho, los pies tienen que estar entrelazados al bailar así que uno de ellos (el derecho) queda situado en medio de los de la pareja. Cuando se gira por la derecha el pie que avanza es el izquierdo y como éste va "por fuera" todo el mundo lo mueve con más confianza. El problema es que en las vueltas por la izquierda hay que mover hacia delante el pie derecho y el riesgo de pisotón es mayor.

Objetivamente ambos giros son iguales pero a los bailarines que empiezan les parece más difícil el de la izquierda porque mueven el pie hacia delante con miedo o directamente no lo mueven en absoluto, dejando todo el peso del giro al otro (lo que en el argot se conoce como "cojear" o "hacer el patinete"). Si se mueven los dos pies por igual, la dificultad desaparece de golpe. Demostrar que se trata de una mera cuestión de confianza es sencillo: si practicas la técnica de movimiento de pies sin pareja, enseguida comprobarás que puedes girar exactamente igual por un lado u otro.

TIPOS DE GIRO Y TÉCNICA

Partiendo de la base de que los pies siempre se mueven de la manera que hemos descrito, la única diferencia sustancial entre distintos tipos de vueltas en pareja está en el ritmo o cadencia con que se mueven los pies. De acuerdo a ese criterio podemos dividirlas en dos categorías:

  • Vueltas continuas: Los pies pueden moverse al ritmo 1-2, 1-2 (merengue y pasodoble, por ejemplo) o 1-2-3, 1-2-3 (vals) pero su principal característica es que el movimiento de los pies es continuo, es decir, sin pausas.
  • Vueltas pausadas: No quiere decir que sean "lentas" sino que acumulan paradas dentro del propio giro. El movimiento de pies responde a una cadencia del tipo 1-2-3-pausa, 1-2-3-pausa.

Durante las pausas los pies no se mueven, si bien en algunos bailes hay un movimiento de cadera u otro gesto de "relleno". Este tipo de giros son los que se utilizan en todos los bailes de 4 tiempos que son la gran mayoría.

Por lo demás el resto de gestos técnicos que acompañan al giro son iguales en todas las vueltas en pareja. Para indicarlas el chico deberá empujar a la chica con su brazo derecho, con mayor fuerza si quiere girar más rápido. La chica contribuirá al éxito de la operación echando atrás su espalda para mantener la distancia entre ambos y ayudar a generar inercia.

Los pies de la pareja deben estar tanto más juntos cuanto más rápido sea el giro a realizar pero sin disminuir la distancia arriba. Con los pies bien pegados y el cuerpo lo bastante separado se genera el llamado "efecto peonza" que permite aprovechar la inercia de una vuelta para empezar la siguiente, lo que facilita enormemente los giros. La parte más difícil de las vueltas en pareja siempre es el arranque. Empezar el giro con un impulso inicial limpio es la mejor garantía de que salga bien.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada